Trump asegura que juicio político no afectará popularidad de partido Republicano

El partido Demócrata abrió el camino para la instalación de un juicio político contra el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Esta semana se ampliaron los poderes otorgados al Comité Judicial de la Cámara de Representantes, que ya se encuentra preparando detalles para iniciar una investigación.

La intención de la oposición con esta medida es promover la destitución del mandatario estadounidense, por obstrucción de la Justicia en el caso específico de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre los nexos entre su campaña y Rusia. Esta acción resulta poco viable debido a la mayoría Republicana actual en el Senado.

La respuesta del presidente Trump ante las recientes acciones no se hizo esperar y este viernes, a través de su cuenta en Twitter, salió al paso de las acusaciones que se han hecho en su contra.

“¿Cómo acusas a un presidente que ha ayudado a crear quizás la economía más grande en la historia de nuestro país? Los mejores números de desempleo de todos los tiempos, especialmente para afroamericanos, hispanos, asiáticos y mujeres. Más personas trabajando hoy que nunca. Tenemos la reconstrucción militar y la independencia en energía”, expresó.

Trump aseguró que “ha hecho más que cualquier otro presidente en los primeros dos años y medio” a pesar de lo que calificó como una cacería de brujas ilegal, que lideran los Demócratas en su contra. Ante esto dijo que “los Republicanos se han unificado como nunca antes” y están fuertes de cara a las elecciones de noviembre de 2020.

“No destituyes a los presidentes por hacer un buen (¡genial!) trabajo. Sin obstrucción, sin colusión, solo crímenes traidores cometidos por el otro lado y liderados por los demócratas. ¡Triste!”, añadió Trump en sus declaraciones de este viernes.

El mandatario estadounidense hizo referencia a los problemas migratorios y económicos que enfrenta la Nación en la actualidad y responsabilizó a la gestión anterior por su “errada” administración.  “La inmigración ilegal le cuesta a los Estados Unidos más de 300 mil millones de dólares al año. No hay razón para esto y las cosas se están poniendo en movimiento para que este número baje”.