Trump confirma diplomático de línea dura para Latinoamérica

ESTADOS UNIDOS, Washington.- Esta semana John Bolton se convirtió en el tercer asesor de Seguridad Nacional en separarse del cargo durante la administración de Donald Trump. Este último argumentó desacuerdos con actitudes sobre la situación de Venezuela, un tema que ha generado debate en las redes sociales. 

Poco después el vicesecretario principal de prensa de la Casa Blanca, Hogan Gidle, confirmó el sustituto del exasesor, Charlie Kupperman quien se desempeñana commo asesor adjunto de Seguridad Nacional y que además colaboró durante al menos 30 años con Bolton. También ha confirmado la designación de Michael Kozak como subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental.

Este último, quien sustituye a Kimberly Breier, será el encargado de las relaciones con Latinoamérica y es considerado por muchos un diplomático de línea dura. Kosak quien dirigió la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado, fue también enviado por el expresidente Ronald Reagan para negociar con el panameño Manuel Noriega el abandono del poder de facto.

«El embajador Kozak es un experimentado defensor de los valores estadounidenses y los derechos humanos, con un profundo conocimiento de la región. Continuará promoviendo la restauración de la democracia para el pueblo de Venezuela», expresó en Twitter la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

Estos cambios coinciden en el punto más álgido de la crisis venezolana y la profundización de la presión internacional para la salida del régimen de Nicolás Maduro. Esta semana la OEA aprobó la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) a la que también se ha plegado el gobierno estadounidense, en busca de acabar con el «impacto desestabilizador» de la situación en la región.