Renunció el secretario de Seguridad Nacional

El abogado cuenta con amplia trayectoria en la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.
<a href="https://elintranews.com/usa/2019/10/11/renuncia-secretario-de-seguridad-nacional-tras-seis-meses-en-el-cargo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-10-11T23:09:44-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

ESTADOS UNIDOS, Washington.- El presidente Donald Trump confirmó este viernes 11 de octubre la renuncia de Kevin McAleenan como secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, solo seis meses después de asumir tal cargo tras la dimisión de la secretaria Kirstjen Nielsen. Se trata del cuarto funcionario en tal función en apenas dos años.

El motivo estaría en su intención de pasar más tiempo con la familia además de otros proyectos en el sector privado, aseveró el mandatario a través de las redes sociales donde agradeció las labores a McAleenan. “Trabajamos bien juntos, y los cruces fronterizos se redujeron bastante”, expresó el jefe de la Casa Blanca que aún no anuncia reemplazo.

El vicepresidente Mike Pence también se refirió a la dimisión del funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de quien exaltó su labor en el tema migratorio: “Gracias por su dedicación y servicio a nuestro país. Ha hecho un gran trabajo para asegurae muestra frontera y estamos agradecidos por su continúo apoyo al presidente”, agregó.

Poco antes el mandatario aseguró que McAleenan colaborará para facilitar el proceso de transición ahora dirigido por el subsecretario interino David Pekoske, director de la Administración de Seguridad en el Transporte, agrega una nota de El Nuevo Herald.

Vale recordar que el funcionario asumió la dependiencia que aunque también aborde la seguridad electoral y cibernética, atención a desastres y hasta asuntos de Servicio Secreto se ha enfocado en el tema migratorio, prioridad para la administración Trump y plagado de señalamientos entre estos deportaciones masivas irregularidades y las condiciones precarias en los centros de relación fronterizos.

El cambio sucede en quizás uno de los momentos más álgidos en la política migratoria estadounidense con la implementación del Programa de Protección al Migrante, cuestionado por obligar a lo solitantes de asilo a permanecer en las ciudades fronterizas en espera de una cita para una audiencia virtual con migración sin acceso de público ni de abogados. Esta semana, decenas de mexicanos se aportaron en la frontera exigiendo prontitud en sus casos.