El gobierno de EE.UU., cerca de sancionar a Turquía

Donald Trump había esbozado esa posibilidad como una de las opciones de intervención en el conflicto.
<a href="https://elintranews.com/usa/2019/10/12/el-gobierno-de-ee-uu-cerca-de-sancionar-a-turquia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-10-12T08:14:29-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

ESTADOS UNIDOS, Washington D.C.-. A menos de una semana del comienzo de los bombardeos en Medio Oriente, Estados Unidos varió su postura y se endureció contra Turquía. Este viernes 11 de octubre, la administración de Donald Trump se mostró cerca de comenzar a sancionar a Ankara, el mismo con el que había acordado el retiro de tropas en territorio sirio.

“Queremos disuadir a Turquía de cualquier ampliación de su ofensiva militar en el noreste de Siria”, afirmó en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. En este sentido, se formalizó un decreto firmado por el presidente Trump en el que autoriza la vigencia de sanciones en cualquier momento, según cómo la Casa Blanca juzgue el proceder turco.

“Estas son sanciones muy fuertes y esperamos no tener que usarlas”, agregó Mnuchin, aunque al mismo tiempo reconoció que, en el caso de que las precisen, “tienen la posibilidad de neutralizar la economía” de Turquía. En el mismo tono, el secretario de Defensa, Mark Esper, le mencionó al gobierno de Recep Erdogan las “serias consecuencias” de la llamada operación “Fuente de paz”.

Esper pidió a Ankara que “interrumpa” sus acciones en la frontera siria, aunque reconoció que “no existen indicios en esa dirección”. Estas palabras muestran un cambio en la postura de Washington, que a comienzos de semana había dado un paso clave al retirar las tropas de la frontera entre Siria y Turquía, base de las operaciones de las “Fuerzas Democráticas Sirias“, la otra parte en pugna.

Este accionar de Trump le había generado duros cuestionamientos internos. Como informó El Intransigente América, el presidente estadounidense había sido criticado por distintos dirigentes y militares de su país. Uno de ellos, el exjefe de las fuerzas estadounidenses en Medio Oriente, Joseph Votel, advirtió el daño que esta política causa en la “credibilidad y fiabilidad de Estados Unidos con sus aliados”.