Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

USA

Ejecutan a un hombre que mató a un empleado de una prisión

Este fue el vigésimo segundo recluso ejecutado este año en Estados Unidos y es el noveno muerto en el estado de Texas.

ESTADOS UNIDOS, Texas.- Un recluso de Texas fue ejecutado mediante una inyección letal el miércoles 11 de diciembre por la noche, por por matar a un supervisor en una fábrica de zapatos de la prisión estatal en Amarillo hace casi 17 años.

Travis Runnels, de 46 años, fue declarado culpable de cortar el cuello de Stanley Wiley, de 38 años, el 29 de enero de 2003. Los fiscales dicen que Runnels mató a Wiley en una cárcel de Texas en Amarillo porque no le gustaba trabajar como conserje en la fábrica de zapatos y estaba enojado con Wiley porque eso no había sucedido.

El miércoles por la noche, Runnels fue llevado a la cámara de ejecución del estado de Texas, en Huntsville. El hombre de 46 años fue inyectado con una dosis letal de pentobarbital a las 7:04 p.m. mientras estaba acostado en una camilla y fue declarado muerto 22 minutos después.

Tenía a tres amigos parados en una sala de observación adyacente, y la hermana y el cuñado del empleado de la prisión que mató estaban en otra habitación en condición de testigos, según una lista suministrada de esa cárcel. No quiso ejercer un último deseo y apenas sonrió mientras le inyectaban.

Runnels es el vigésimo segundo recluso ejecutado este año en Estados Unidos y el noveno en Texas. Estaba cumpliendo una condena por robo agravado de Dallas cuando mató a Wiley con un cuchillo usado para cortar zapatos, durante el episodio que terminó llevándolo a la muerte.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados