Pentágono niega amenaza de atacar sitios culturales

El secretario de Defensa, Mark Esper, señaló que Norteamérica “seguirá las leyes del conflicto armado”. Al ser cuestionado sobre si eso descartaba tener como objetivos los sitios culturales, Esper respondió: “Esas son las leyes del conflicto armado”.
<a href="https://elintranews.com/usa/2020/01/07/104074/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-07T10:58:57-03:00">enero 7, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-07T11:00:21-03:00">enero 7, 2020</time></a>

Washington, EE.UU.- Luego de que el presidente de Estaos Unidos, Donald Trump asegurara que ordenaría bombardeos a los sitios culturales de Irán pese a las prohibiciones internacionales a ese tipo de ataques, el Pentágono tomó la decisión de distanciarse de dichas amenazas.

De esta manera, el secretario de Defensa, Mark Esper, señaló que Norteamérica “seguirá las leyes del conflicto armado”. Al ser cuestionado sobre si eso descartaba tener como objetivos los sitios culturales, Esper respondió: “Esas son las leyes del conflicto armado”.

Las diferencias entre las declaraciones del mandatario estadounidense y las del Pentágono ocurrieron en medio de una escalada en las fricciones con Teherán, luego de que un dron norteamericano mató al general iraní Qassem Soleimani, jefe de las Fuerzas Quds. Trump ha asegurado en dos ocasiones que atacaría los sitios culturales de Irán en caso de una represalia en contra de la nación que preside.

Las informaciones emitidas por Esper dan cuenta de las preocupaciones privadas de otros funcionarios militares y de Defensa, que citaron las prohibiciones legales a los sitios civiles, culturales y religiosos, excepto bajo ciertas circunstancias de riesgo.

Amenazas

Vale destacar que Trump se refirió por primera vez de la posibilidad de atacar dichos centros culturales iraníes a través de su cuenta en Twitter el sábado y reiteró su postura en una conversación con reporteros al día siguiente. Publicó la agencia de noticias AP en su página web.

Hemos definido 52 sitios en Irán, que representan los 52 rehenes estadounidenses que tomó Irán hace muchos años, algunos a un nivel muy alto de importancia para Irán y la cultura iraní, y esos objetivos, y el mismo Irán, serán atacados muy rápido y muy duro”, resaltó.

“Ellos tienen permitido matar a nuestra gente. Tienen permitido torturar y mutilar a nuestra gente. Tienen permitido utilizar minas para hacer estallar a nuestra gente”, expresó el jefe de Estado. “¿Y nosotros no podemos tocar sus sitios culturales? Así no son las cosas”.