Juicio político continúa en “punto muerto” pese a presiones de republicanos

La mayoría de McConnell en el Senado tiene la ventaja que necesitan los republicanos para comenzar el impeachment a Trump y absolverlo rápidamente de los cargos.
<a href="https://elintranews.com/usa/2020/01/09/juicio-politico-continua-en-punto-muerto-pese-a-presiones-de-republicanos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-09T17:25:56-03:00">enero 9, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-09T17:25:57-03:00">enero 9, 2020</time></a>

Washington, EE.UU.- Luego de que el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, asegurara que “no regateará” con los demócratas, el proceso de juicio político contra el presidente Donald Trump parece continuar en una etapa de estancamiento.

Vale resaltar que la mayoría de McConnell en el Senado tiene la ventaja que necesitan los republicanos para comenzar el impeachment a Trump y absolverlo rápidamente de los cargos; sin embargo, la renuencia de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a entregar los cargos imputados ha generado un punto muerto en el proceso.

Lo que parecía ser una demora aparentemente menor en el proceso y los procedimientos, es ahora un riesgoso enfrentamiento entre dos habilidosos líderes, quienes se miden en torno a un inusual juicio político, apenas el tercero en la historia del país. Publicó la agencia de noticias AP.

“El procedimiento en el Senado no se regateará con la Cámara de Representantes”, expresó McConnell, quien más tarde el miércoles se reunió con Trump en la Casa Blanca. “No cederemos nuestra autoridad para llevar a cabo este juicio político. El turno de los demócratas en la Cámara de Representantes ya pasó”, agregó.

Peticiones

Ya han pasado tres semanas desde que la cámara baja aprobó el juicio político contra el mandatario estadounidense por el cargo de abuso de su autoridad presidencial al presionar al nuevo líder de Ucrania a investigar los demócratas. No obstante, los demócratas se mantienen firmes en sus exigencias de más detalles y testigos para poder avanzar en el caso.

Por su parte, Trump insiste en que no hizo nada malo, pero su insubordinación a la investigación de la Cámara de Representantes derivó en un cargo adicional de obstrucción al Congreso. Entre tanto, senadores de ambos partidos están ansiosos por servir de jurado en el enjuiciamiento.

Pelosi, entre tanto, no daba señales de tener disposición de aceptar las condiciones de los republicanos. Se conoció que, durante una reunión a puerta cerrada con la bancada opositora, Pelosi habló sobre la crisis en Medio Oriente, en donde Irán lanzó misiles balísticos contra bases iraquíes en las que había tropas estadounidenses estacionadas.