EE.UU. deportará a familia con 2 niñas en delicado estado de salud

Un juez federal en McAllen negó una solicitud para detener la deportación, pues "no parecen" sufrir de alguna condición médica.

ESTADOS UNIDOS, McAllen.- Un grupo de abogados y defensores trataban de evitar este martes 21 de enero que los funcionarios de inmigración de EE. UU. deporten a una joven madre hondureña y a sus dos hijos enfermos a Guatemala, donde la administración Trump ha enviado a decenas de solicitantes de asilo.

La madre migrante de 23 años y sus dos hijas, una bebé de 6 años y otra de 18 meses, fueron detenidas en la frontera de Estados Unidos en Texas en diciembre y debían ser enviadas a Guatemala el martes. Los abogados de la familia dicen que las dos niñas, que han estado enfermas, no están en condiciones de ser deportadas a Guatemala.

Un grupo de abogados, dirigido por el grupo ProBAR, que brinda asistencia legal a los solicitantes de asilo, demandó al gobierno la semana pasada en el Tribunal de Distrito de EE. UU. en McAllen, Texas, pidiendo a Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que libere a la familia para que los niños puedan continuar el tratamiento médico.

El lunes 20 un juez federal en McAllen negó una solicitud para detener la deportación de la madre hondureña y sus dos hijos. Se esperaba que la familia fuese enviada a Guatemala el martes, según un abogado familiarizado con el caso. Una vez en Guatemala, deberán elegir entre buscar refugio allí o regresar a Honduras.

La niña de 1 año ha estado recibiendo tratamiento en un hospital en McAllen, pero el gobierno dijo que se espera que sea dada de alta pronto. La madre y la niña de 6 años, según el gobierno, “no parecen” estar “sufriendo de condiciones médicas que impidan su traslado” a Guatemala, pero los abogados de la familia no están de acuerdo.

Compartir en: