Aumenta tensión en Irak tras nuevo ataque contra embajada de EE.UU.

Al menos cuatro proyectiles impactaron en la Zona Verde de Seguridad en la capital iraquí.
<a href="https://elintranews.com/usa/2020/01/26/aumenta-tension-en-irak-tras-nuevo-ataque-contra-embajada-de-ee-uu/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-26T18:01:08-03:00">enero 26, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-26T21:49:08-03:00">enero 26, 2020</time></a>

IRAK, Bagdad.- La sirena de alerta se activó durante varios minutos luego de producirse un nuevo atentado en las cercanías a la sede diplomática de Estados Unidos, en Bagdad, Irak. Reportes locales indicaron fueron al menos cinco proyectiles, tres de los cuales impactaron en la embajada, un episodio que se repite por tercera vez luego del asesinato del general iraní, Qassem Soleimani, ordenado por el gobierno de Donald Trump.

Las autoridades no han informado sobre daños ni heridos o víctimas entre las fuerzas estadounidenses que el gobierno iraquí también ha insistido en expulsar de su territorio tras la muerte de quien fuera comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Soleimani, y otros militantes proiraníes.

El atentado se conoce luego de que el portavoz del Departamento de Defensa, Jonathan Hoffman, confirmó que más de 30 soldados estadounidenses son evaluados y tratados por conmociones y lesiones cerebrales luego de que dos misiles Katyusha impactaron contra la base aérea de Ain al Asad, al norte de la capital iraquí.

El funcionario desmintió así al mandatario Donald Trump quien en un primer reporte aseguró que no hubo víctimas y lesionados. La mitad de militares se habría reincorporado a sus labores en Irak, otros fueron enviados a Estados Unidos para tratamiento mientras parte de los heridos permanece en Alemania. “No es nada serio”, desestimó Trump desde Davos.

El ministro de Exterior iraní, Mohammed Javad Zarif, sorprendió recientemente al asegurar que el gobierno no descarta el diálogo con Washington, esto siempre y cuando el gobierno estadounidense retire las sanciones contra su país, incluyendo las medidas económicas anunciadas poco después del ataque el pasado 8 de enero.