Pentágono incrementó número de soldados heridos por ataque iraní

El nuevo número de heridos contradice la afirmación inicial del presidente Donald Trump sobre que ningún elemento había resultado afectado.
<a href="https://elintranews.com/usa/2020/01/29/pentagono-incremento-numero-de-soldados-heridos-por-ataque-irani/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-29T14:55:13-03:00">enero 29, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-29T14:55:14-03:00">enero 29, 2020</time></a>

Washington, EE.UU.-  Luego del ataque con misiles realizado por Irán contra una base aérea de Irak, hace unas semanas, el Pentágono continúa elevando la cifra de soldados afectados. Esta vez el gobierno de Estados unidos informó que un total de 50 efectivos sufrieron lesiones cerebrales traumáticas a causa de la embestida.

El nuevo número de heridos contradice la afirmación inicial del presidente Donald Trump sobre que ningún elemento había resultado afectado. Mientras que, en los días posteriores al ataque, el ejército comunicó que 11 soldados estaban lesionados. La semana pasada, el Pentágono señaló que 34 militares tenían afectaciones.

Por su parte, el teniente coronel Thomas Campbell, vocero del Pentágono, señaló el martes que otros 16 elementos fueron diagnosticados con traumatismos craneoencefálicos. De eso 50, 31 ya habían vuelto a sus labores, señaló Campbell, según publicó la agencia de noticias AP.

De acuerdo con las informaciones oficiales, los efectivos fueron atendidos en Irak o en centros de salud militares, incluido el Centro Médico Regional en Landstuhl, Alemania, -el hospital militar estadounidense más grande fuera del país- y en una instalación médica del ejército estadounidense en Kuwait.

Contradicciones

Como se recordará, el mandatario norteamericano había asegurado que ningún soldado había sido afectado por la arremetida con misiles del 8 de enero, contra la base aérea Ain al-Asad en Irak. Irán realizó el ataque en respuesta a la agresión realzada con dron por Estados Unidos en Bagdad, la cual provocó la muerte del general iraní, Qassem Soleimani, el 3 de enero.

Mientras tanto, las fuerzas militares estadounidenses indicaron que no se reportaron síntomas de conmoción o de traumatismos cerebrales luego del hecho y que en algunos casos se informaron días después. Muchos efectivos se encontraban en búnkers antes de que casi una decena de misiles balísticos iraníes explotaran.

Después de que el departamento de Seguridad reportara el 17 de enero que 11 soldados habían sido evacuados de Irak con síntomas similares a los de una conmoción cerebral, Trump expresó: “Escuché que tenían dolores de cabeza y otras cosas… puedo decir que no es muy grave”.