EE.UU: Juez prohíbe deportar a inmigrantes en entrevistas

ACLU denunció que agentes de inmigración “cruelmente” han deportado a cónyuges tras las entrevistas en pareja.

Baltimore, EE.UU.- Otro juez federal de Estados Unidos realizó una acción en contra de ciertas políticas migratorias utilizadas en el país. En esta oportunidad un magistrado en Maryland prohibió a las autoridades migratorias arrestar, detener o deportar a inmigrantes que buscan obtener estatus legal en base a su matrimonio con un ciudadano estadounidense.

La orden fue emitida el viernes por el juez George J. Hazel, luego de que seis parejas acusaran a las autoridades de migración de citarlas para entrevistas en Baltimore con la intención de detener a la persona migrante para deportarla. Hazel ordenó, además, al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) que deje en libertad a inmigrantes que se casaron con ciudadanos estadounidenses pero que no habían completado el proceso para obtener la residencia.

Vale destacar que las leyes permiten a ciudadanos estadounidenses legalizar el estatus de su cónyuge si se encuentra sin permiso legal en el país, incluso los que tienen en su contra órdenes de deportación. Así lo reseñó la agencia de noticias AP, a través de su página web.

Mientras tanto, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) que representa a las parejas de Maryland, denunció que agentes de inmigración “cruelmente” han deportado a cónyuges tras las entrevistas en pareja.

El Proceso

Luego de casarse el matrimonio pasa por un proceso que busca determinar que se están casando legítimamente; y normalmente tarda meses. Si la pareja pasa la entrevista y obtiene otras certificaciones, el cónyuge inmigrante debe salir del país para una entrevista en un consulado en el exterior. Sólo una vez que reciben la visa pueden regresar legalmente a Estados Unidos.

“Esta orden es en el interés público porque requiere que los responsables acaten sus propias normas y regulaciones, prohíbe acciones arbitrarias contra comunidades inmigrantes vulnerables y minimiza el impacto emocional y financiero sobre las familias participantes”, señaló Hazel.

Hasta el momento el ICE no se refirió a la acción del juez. Sin embargo, el año pasado el gobierno respondió a la demanda afirmando que ese tribunal no tenía jurisdicción sobre el tema y que las denuncias “probablemente no prosperarán”. La decisión abarca sólo a los residentes de Maryland, pero la ACLU está presentando un pleito similar en Massachusetts.

Compartir en: