África: Pompeo elogia movimientos de Angola contra la corrupción

Para Estados Unidos, Angola es una nación privilegiada para contrarrestar la influencia de China.

Johannesburgo, África.- Durante su paso por África, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, reconoció la labor del presidente de Angola por sus dramáticas acciones para recuperar miles de millones de dólares saqueados por funcionarios corruptos, señalando que ayudaría a atraer inversiones a una de las economías más grandes del continente.

“Este país ha sido rehén de esa corrupción durante demasiado tiempo”, expresó Pompeo. “Esta agenda de reformas que el presidente puso en marcha tiene que mantenerse”, agregó el vocero norteamericano según publicó la agencia de noticias AP, a través de su página web.

El mandatario Joao Lourenco, quien asumió el cargo en 2017, ha actuado incluso contra miembros de la familia del exlíder Eduardo dos Santos, que gobernó durante casi cuatro décadas. Mientras que una reciente investigación llevada a cabo por un consorcio mundial de periodistas sobre la hija de dos Santos, Isabel, la mujer más rica de África, desencadenó en acusaciones de mala gestión generalizada de los fondos estatales, lo que ella ha negado.

Para Estados Unidos, Angola, país rico en petróleo pero en gran medida empobrecido, es una nación privilegiada para contrarrestar la influencia de China. El país del sur de África tomó prestados 40 mil millones de dólares de China entre 2005 y 2019, lo que representa aproximadamente la mitad de su deuda externa, de acuerdo con el Centro de Estudios Estratégicos de África.

China y África

Según la vocera del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, Pompeo y Lourenco discutieron el papel de China en África, sin dar detalles. En una rueda de prensa conjunta con Pompeo, el ministro de Relaciones Exteriores de Angola, Manuel Augusto, señaló que la visita del funcionario estadounidense es una señal de que la administración de Donald Trump respalda al gobierno de Lourenco, un ex ministro de defensa, y sus reformas.

Al ser cuestionado sobre cuándo el presidente Trump podría visitar África, Pompeo respondió a los periodistas que retiraría una invitación de Lourenco, pero advirtió que este año electoral está muy ocupado. Se trata de la primera vista de un funcionario del gabinete a África en 18 meses.

Los especialistas han indicado que su desafío radica en contrarrestar los mensajes de Washington, ya que el Pentágono considera reducir la presencia militar de los Estados Unidos en África y las nuevas restricciones de visas apuntan a nigerianos, sudaneses, tanzanos y eritreos.

Compartir en: