Critican designación de nuevo jefe de inteligencia en Estados Unidos

Richard Grenell es un seguidor firme del jefe de Estado norteamericano y además es el primer miembro abiertamente gay de su gabinete.

Washington, EE.UU.-El gobierno de Estados Unidos designó recientemente a Richard Grenell, actual embajador en Alemania, como nuevo director de Inteligencia nacional en funciones; acción que rápidamente generó críticas contra el presidente Donald Trump por nombrar en el cargo a una persona sin experiencia en el sector.

Así lo dijo el senador Mark Warner, el demócrata de mayor jerarquía en la Comisión de Seguridad, quien aseguró que Trump “ha elegido a un individuo sin experiencia en inteligencia para liderar la comunidad de inteligencia nacional en forma interina”, según publicó la agencia de noticias AP.

Asimismo, Warner señaló al mandatario estadounidense de tratar de esquivar la autoridad constitucional del Senado para aprobar los cargos cruciales de seguridad nacional. Es responsabilidad del director nacional de inteligencia, quien es miembro del gabinete, supervisar las 17 agencias de espionaje del país.

Trabajo de inteligencia

“La comunidad de inteligencia merece estabilidad y que las dirija un individuo con experiencia en estos tiempos de grandes desafíos a la seguridad nacional y global”, expresó Warner en un comunicado, refiriéndose al funcionario quien dirigirá la agencia de seguridad.

“Hoy más que nunca, nuestro país necesita un director de inteligencia confirmado por el Senado, capaz de proporcionar la mejor inteligencia y análisis, sean o no convenientes para el presidente que lo designó”, acotó el demócrata, quien reiteró su rechazo al cambio realizado por Trump.

Grenell es un seguidor firme del jefe de Estado norteamericano y además es el primer miembro abiertamente gay de su gabinete. Ha sido embajador en Alemania desde 2018. Fue vocero de la embajada estadounidense a las Naciones Unidas durante la presidencia de George W. Bush, siendo John Bolton el embajador.

La ley de reforma de la inteligencia y prevención del terrorismo de 2004 sostiene que el Senado debe aprobar el nombramiento del director y que éste debe “poseer una amplia experiencia en seguridad nacional”. Dicha normativa fue sancionada por Bush luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, para garantizar que todas las agencias tuvieran conocimiento de toda la información disponible.

Compartir en: