EE.UU: Jueza falla en contra de construcción del muro fronterizo

La jueaza falló que desviar los recursos es ilegal porque el Congreso específicamente negó a Trump más fondos para el muro.

Seattle, EE.UU.- Una jueza federal en Seattle emitió un fallo, este jueves, según el cual el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no podría reasignar 89 millones de dólares de un proyecto militar de construcción en el estado de Washington para pagar el muro en la frontera con México.

La Corte Suprema federal y otras instancias judiciales han indicado que el Estado puede comenzar a reasignar miles de millones de dólares de gasto militar la construcción de la valla fronteriza, y ya se han iniciado los trabajos en algunas secciones.

Sin embargo, la jueza de distrito Barbara Rothstein dictaminó que la querella presentada por el fiscal general de Washington, Bob Ferguson, contiene argumentos diversos que no están cubiertos por esas decisiones, según publicó la agencia de noticias AP, a través de su página web.

Fallo de la jueza

De esta manera, Rothstein falló que desviar los recursos es ilegal porque el Congreso -que tiene el poder sobre el dinero de conformidad con la Constitución- específicamente negó a Trump más fondos para el muro. Asimismo, la jueza añadió que dicha decisión también fue ilegal debido a que tomaría dinero que el parlamento asignó para construcción militar y lo usaría para labores policiales internas.

“El Congreso rechazó reiterada y deliberadamente asignar todos los fondos que el presidente solicitó para un muro a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos”, resaltó Rothstein. Vale resaltar que los 89 millones de dólares estaban asignados para un muelle en la Base Kitsap de la Marina, al oeste de Seattle, donde tiene su puerto una flota de submarinos nucleares en el océano Pacífico.

Como se recordará, a fines de 2018 y principios de 2019, el Congreso rechazó darle al mandatario estadounidense todo el dinero que quería para una barrera fronteriza, lo que derivo en un cierre parcial del gobierno por 35 días. Los legisladores eventualmente le dieron 1.400 millones de dólares.

En respuesta a dicha medida, Trump declaró una emergencia nacional. El gobierno federal afirmó que eso le permitió desviar casi tres veces esa cantidad, 3.600 millones de dólares de cuentas militares, para edificar 280 kilómetros de valla divisoria en California, Arizona, Texas y Nuevo México.

Compartir en: