La viuda de Steve Jobs asegura que no repartirá su herencia a sus hijos

Laurene Powell Jobs, que tiene 27 mil millones de dólares, destacó que a su esposo "no le interesaba la acumulación".

ESTADOS UNIDOS, California-. La viuda del empresario Steve Jobs afirmó que no repartirá con sus hijos la herencia que les correspondería de la fortuna de su padre. Laurene Powell Jobs, que se convirtió en la 35º persona más rica del planeta, aseguró que el fundador de Apple estaba “en contra de la acumulación”. Además, hizo un fuerte planteo contra la desigualdad.

“Mis hijos conocen mi postura”

“No me interesa la construcción de patrimonio heredado, y mis hijos conocen mi postura”, destacó Powell Jobs en una entrevista en The New York Times. Su cónyuge durante 20 años afirmó que Steve coincidía con esa idea. “El patrimonio acabará conmigo si vivo lo suficiente”, agregó. Debido al dinero obtenido por el matrimonio, la fortuna de la estadounidense es de 27.500 millones de dólares.

“Heredé mi riqueza de mi esposo, a quien no le importaba la acumulación”, destacó la mujer de 56 años. Una vez fallecido Jobs, su viuda optó por destinar el dinero a obras benéficas. “Estoy haciendo esto en honor al trabajo de Steve, y he dedicado mi vida a hacer lo mejor que puedo para distribuirla de manera efectiva. Así, puede servir de ayuda para levantar a las personas y a las comunidades de manera sostenible”, explicó.

Sobre la desigualdad

En la entrevista con el medio neoyorkino, Powell Jobs realizó un crudo análisis sobre la desigualdad imperante en el mundo. “No está bien que las personas acumulen grandes riquezas equivalentes a las de millones y millones de personas juntas”, manifestó. “No hay nada de justo en esa situación”, agregó.

El matrimonio Jobs tuvo tres hijos. En 1991 nació Reed, cuatro años después lo hizo Erin y finalmente en 1998, Eva. En septiembre de 2011, un cáncer de páncreas acabó con la vida del fundador de Apple. Semanas atrás, su médico personal había sorprendido al revelar que esa enfermedad podría haberse prevenido, al tiempo que indicó que el estadounidense estuvo mal asesorado en el primer momento en que le fue detectado el tumor.

Compartir en: