Aumentan a 22 los muertos por tornados en Tennessee

Uno de los tornados causó daños en una franja de unos 16 kilómetros de distancia del centro de Nashville.

Tennessee, EE.UU.- Las autoridades estadounidenses informaron que el número de personas fallecidas a causa del paso de varios tornados por el centro de Tennessee, aumentó a 22. Los torbellinos llegaron mientras la gente dormía, la madrugada del martes, destruyendo unos 140 inmuebles y arrasaron con decenas de construcciones.

Los entes de resguardos realizaban grandes esfuerzos para encontrar sobrevivientes en montañas de escombros y sótanos destrozados a medida que aumentaba la cifra de muertes, informó la agencia de noticias AP, a través de su página en internet.

Asimismo, las autoridades comunicaron que uno de los tornados causó daños en una franja de unos 16 kilómetros de distancia del centro de Nashville, destruyendo viviendas, negocios y la torre y ventanas de una iglesia histórica. Otro tornado arrancó casas de sus cimientos a lo largo de un camino de 3,2 kilómetros en el condado Putnam.

Por esta razón fueron cerradas las escuelas, los tribunales, el transporte público, un aeropuerto y el capitolio estatal. Más de una decena de centros de votación fueron devastados justo antes de celebrarse las primarias demócratas en el estado, lo que obligó a los votantes del Supermartes a hacer largas filas en sitios alternativos.

Devastadores

Mientras que la cifra de fallecidos subió a 22, luego de que la policía y los bomberos pasaron horas rescatando sobrevivientes y recuperando cuerpos de las edificaciones destrozadas. El sheriff de Putnam, Eddie Farris, señaló que solo el 30% del área del desastre había sido inspeccionada hasta el mediodía. “Muchas de estas casas tenían sótanos y tenemos la esperanza de que todavía haya gente allí”, apuntó.

Mientras tanto, los habitantes de Nashville caminaban consternados mientras los equipos de emergencia cerraban las vías. Había techos arrancados de edificios de apartamentos, grandes árboles desarraigados y escombros esparcidos por las aceras. Había líneas eléctricas dañadas y árboles caídos sobre automóviles y calles, así como montones de escombros.

“Es desgarrador. Hemos tenido pérdidas de vidas en todo el estado”, expresó el gobernador Bill Lee; al tiempo que pidió a todos los trabajadores estatales no esenciales que se quedaran en casa. Por su parte, el presidente Donald Trump anunció planes para visitar la zona de afectada el viernes.

Compartir en: