"¡Dejen de comprar mascarillas!": cuestionan efectividad contra el coronavirus

La propagación de la peligrosa enfermedad ha motivado las compras nerviosas de insumos.

ESTADOS UNIDOS, Washington.- El experto del Departamento de Salud estadounidense, Jerome Adams, cuestionó la efectividad de las mascarillas para protegerse contra el coronavirus. Sus declaraciones coinciden con la reducción del stock en el país ante las compras nerviosas de la población. 

“¡Dejen de comprar mascarillas!”, declaró el cirujano que además recordó las medidas preventivas para evitar el riesgo del coronavirus. Lavarse las manos co agua y jabón además de mantenerse en su casa, fueron sus recomendaciones. También desmintió un mayor riesgo de la enfermedad en la población de ascendencia asiática. 

Las mascarillas tipo N95, aquellas que se ajustan en la nariz y boca, han comenzado a agotarse en el país. En Los Ángeles los tapabocas y desinfectantes han desaparecido de las farmacias, similar a la escasez que ya comienza a notarse en establecimientos de California. El doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud, insistió además en que tales insumos no necesariamente protegen y pueden dar una falsa sensación de seguridad. 

La situación también se agrava en Europa. Italia solicitó a la Comisión Europea más mascarillas para proteger a la población. Los casos aumentaron 50 % en las últimas 24 horas y los fallecidos ya suman 52. Los casos confirmados superaron los 2.000, de acuerdo con el reporte de las autoridades sanitarias. El gobierno impuso nuevas medidas como el cierre de escuelas y la imposición de la distancia de un metro entre las personas. 

En emergencia por el coronavirus

Estados Unidos reportó 90 casos de coronavirus, la mayoría de estos ubicados en la ciudad de Seattle, en el estado de Washington. Este lunes 2 de marzo cuatro nuevos decesos aumentaron la cifra fatal hasta 6, la mayoría en ese estado estadounidense. También se confirmaron pacientes en Nueva York, donde además se reporta escasez de mascarillas. El vicepresidente Mike Pence aseguró, sin embargo, que la amenaza del virus continúa siendo baja. 

Compartir en: