Jaime Bayly discrepa: "China no es un modelo a seguir"

El polémico periodista peruano puso en duda las estadísticas de coronavirus reveladas por Pekín.

MIAMI (Estados Unidos).- El polémico periodista peruano Jaime Bayly mostró su desacuerdo con la estrategia china para combatir el coronavirus del cual se ha declarado libre en las recientes semanas. El país asiático reportó cinco días consecutivos sin contagios locales y apenas nueve provenientes del extranjero luego de ser el epicentro de la pandemia. Bayly puso en duda las cifras divulgadas por el gobierno chino al que consideró violador de derechos humanos.

“Yo discrepo. A China no le podemos creer nada, porque divulga unas estadísticas maquilladas, manipuladas. Cuando dicen que solo han tenido 3,200 muertos, creo que mienten groseramente”, expresó durante su programa al que ha insistido acudir pese a los riesgos de contagiarse. “Elijo salir de casa, venir a trabajar”, reiteró al oponerse al aislamiento obligatorio.

Bayly se refirió a las prácticas de China para restringir la circulación de los ciudadanos. Muchos de estos, de acuerdo con videos divulgados en las redes sociales, encerrados en cajas herméticas y hasta desaparecidos. “Trataban a los contagiados o sospechosos de estarlo como ciudadanos de segunda categoría. Los arrastraban encadenados por las calles, las mujeres posiblemente contagiadas eran metidas en cajas herméticas. China no puede ser un modelo a seguir”.

“Este el problema que tengo con la represión policial en un problema de salud pública. Por un lado los gobiernos debe proteger la salud de los individuos pero por otro lado están las libertades, los derechos civiles. Los gobiernos no pueden atropellar de una manera tan salvaje las libertades de las personas con el pretexto de que están cuidado la salud”, agregó.

El otro lado de la moneda

Más adelante Bayly elogió a países que aunque cercanos recurrieron a otras estrategias para combatir el coronavirus, entre estos Singapur, Taiwán y Japón. Corea del Sur, luego de ser el segundo país con más contagiados, ha logrado disminuir las tasas de contagios. Esto sin prohibir a los ciudadanos salir o cerrar comercios. Tampoco limitar sus libertades individuales, prosiguió el también escritor. Los surcoreanos prefirieron así diagnosticar rápidamente a los infectados y aislarlos sin encerrarlos en las casas con su grupo familiar.

Compartir en: