"La situación es realmente aterradora en Nueva York"

El periodista peruano Jaime Bayly opinó sobre las alarmantes cifras que ha dejado la pandemia en la ciudad estadounidense.

NUEVA YORK (Estados Unidos).- Los casos de coronavirus aumentan exponencialmente en Estados Unidos, que podría convertirse en el próximo epicentro de la pandemia. Hasta este miércoles los fallecidos superaron los 940 y los casos confirmados aumentaron a más de 65.200. El periodista peruano Jaime Bayly opinó sobre la crisis sanitaria en el estado de Nueva York, y aún peor, en la isla de Manhattan donde se registra más de la mitad de los contagios en el país.

“La situación en realmente aterradora en Nueva York”, reiteró al actualizar las cifras que ha dejado el coronavirus en el estado: 300 muertos. De todos los infectados, 3% requiere permanecer en cuidados intensivos. La situación ha evidenciado el déficit de camas, mientras que el gobierno federal promete acelerar la construcción de cuatro hospitales provisionales. También la dotación de ventiladores artificiales.

Bayly habló sobre el gran dilema del presidente Donald Trump, quien, según opinó, debe decidir entre salvar la salud de la población o la de la economía. Sobre esta disyuntiva, expertos estadounidenses, incluyendo al analista Nicholas Kristof, se debaten entre mantener la cuarentena o no. De seguir el aislamiento que afecta a más de 100 millones de personas se evitaría el contagio de 128 millones de habitantes,, dijo el analista. Por otro lado, los críticos argumentaron sobre los riesgos que implicaría para la salud de los estadounidenses. En esto incluyen la amenaza cierta del desempleo, incluyendo depresión y hasta la adicción de las drogas.

Más adelante Bayly citó los ejemplos de los únicos dos países en América Latina que se oponen a la paralización de la economía y a decretar el aislamiento obligatorio. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, calificó de “gripecita” al peligroso virus que ha causado la muerte de más de 21.800 personas en el mundo. También consideró un “crimen”, detener las empresas y dejar sin empleo a la población. Su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, también llamó a las personas a continuar su vida con normalidad.

“Batalla mundial”

Este miércoles el presidente estadounidense contestado clara y contundentemente desde la Casa Blanca. Tras ser consultado sobre la cantidad de fallecidos que serían “aceptables” en medio de la emergencia que enfrenta el mundo aseguró que “ni una sola muerte es aceptable”, opinó. En conferencia de prensa anunció más ayuda para los estados afectados, la dotación de los centros de salud y el envío de ventiladores artificiales. “Esta es una batalla mundial”, agregó en un tono más temeroso del COVID-19 en el que promovió el distanciamiento social para “salvar más vidas”.

Compartir en: