Continúan aumentando los casos de coronavirus en Nueva York

El gobernador de Nueva York acusó al gobierno federal de no incluir las pérdidas de ingresos en el paquete de rescate económico de 2,2 billones de dólares.

NUEVA YORK (EE.UU.).- Autoridades de Nueva York informaron que el número de contagios y de muertes por el coronavirus volvieron a aumentar el jueves. En la actualidad hay más de 37.000 casos confirmados en el estado, un reflejo de la sombría situación en el epicentro de la enfermedad en Estados Unidos.

Entre tanto, el gobernador Andrew Cuomo ofreció un desalentador escenario de los efectos económicos que está teniendo la pandemia. Los decesos y las hospitalizaciones por el virus en Nueva York se incrementaron pronunciadamente, un indicio alarmante de la rapidez con que la enfermedad se está propagando.

Según publicó la agencia de noticias AP en su sitio web, la cifra de fallecidos aumentó en 100 en un día con lo que el total asciende a 385. Así lo informó este jueves el gobernador, quien agregó que los expertos opinan que ese número aumentará a medida que los pacientes gravemente enfermos sucumban.

“Es una situación en la que la gente simplemente empeora con el tiempo, eso es lo que estamos viendo”, indicó el gobernador. Más de 5.300 pacientes estaban hospitalizados el jueves, 40% más en relación con del día anterior. Casi 1.300 están en cuidados intensivos, un aumento de 45%.

Pérdidas económicas

Asimismo, el gobierno local resaltó que los hospitales en la ciudad de Nueva York están colapsados por tanta gente y sufren de grave escasez de suministros como máscaras y ventiladores.

En cuanto a las repercusiones económicas, Cuomo advirtió que serán enormes en Nueva York, y acusó al gobierno federal de no incluir las pérdidas de ingresos en el paquete de rescate económico de 2,2 billones de dólares. “La medida que tomó el Congreso, en mi opinión, simplemente no llega a cubrir las necesidades que tenemos”, expresó. “Me pareció irresponsable, desatinado”.

Igualmente, Cuomo denunció que el coronavirus está afectando doblemente al estado: por un lado, implica gastos más altos y por el otro también le causa pérdidas de hasta 15.000 millones de dólares en ingresos no percibidos, debido a la gran cantidad de negocios que han tenido que cerrar y despedir a sus trabajadores.

Compartir en: