Coronavirus: el USNS Comfort partirá a Nueva York antes de lo previsto

El buque hospital es el más grande del planeta. Más de 1.200 marineros y voluntarios de la Reserva de la Armada, incluido el personal médico, apoyarán la misión

WASHINGTON (Estados Unidos) .- El presidente Donald Trump ofreció un nuevo balance de la emergencia sanitaria que ha causado la pandemia del coronavirus. Hasta este jueves los fallecidos en el país por la enfermedad superaron los 1.000 mientras que se contabilizaron 82.400 contagiados, lo que ubica a Estados Unidos con la tasa más alta de infección. Desde la Casa Blanca el mandatario informó que el buque hospital de la Armada partirá el próximo sábado hacia Nueva York, tres semanas antes de lo previsto.

“Está cargado hasta la cima con suministros”, afirmó el presidente que el próximo sábado viajará a Norfolk, Virginia, para despedir al buque hospital USNS Comfort  que atenderá los afectados por el coronavirus que continúa propagándose en el mundo. Más de 1.200 marineros y voluntarios de la Reserva de la Armada abordaron el barco, incluido el personal médico y otras clasificaciones esenciales para apoyar la misión.

El USNS Comfort es considerado el barco más grande del mundo. Cuenta con salas de rayos X, al menos cuatro quirófanos y hasta una zona de atención odontológica. Tiene capacidad para al menos 12.000 camas y un departamento de tomografía computarizada. Tanto el gobernador Andrew Cuomo como el alcalde neoryoquino, Bill de Blasio, han advertido sobre el déficit en los centros hospitalarios principalmente la falta de camas e insumos como ventiladores artificiales.

Condado por condado

Trump también propuso este jueves un plan para clasificar a los estados de acuerdo con su nivel de riesgo, una iniciativa que ha generado críticas. El mandatario detalló que esta “prueba de vigilancia” permitiría a los funcionarios identificar las áreas con más brotes y las zonas con mayor propagación. En el proyecto participarán las agencias federales que determinaría, en base a los datos aportados en la prueba, si un condado es considerado de bajo, medio o alto peligro. Esto a su vez determinará las medidas de distanciamiento social que se impondrán a cada nivel de riesgo.

El debate está abierto entre los analistas que se dividen entre apoyar el cierre de comercios y la paralización de la producción y aquellos que han advertido sobre el enorme impacto en la economía estadounidense. El vicegobernador de Texas, Dan Patrick ofreció polémicas declaraciones este jueves instando a salvar la economía y a no “sacrificar el país” por las personas mayores. “Los que tenemos 70 años o más, nos cuidaremos nosotros mismos”, dijo.

Compartir en: