El Senado aprueba el paquete de ayuda contra el coronavirus

La votación fue unánime, y esperan convertirlo en ley antes del fin de semana.

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. El paquete de ayuda para aliviar la crisis provocada por el coronavirus dio su primer paso. En la noche del 25 de marzo, el Senado de Estados Unidos aprobó de manera unánime el texto, que autoriza al gobierno de Donald Trump a girar 2 billones de dólares a los sectores más perjudicados. Se estima que antes del fin de semana el proyecto será convertido en ley.

Votación unánime en el Senado

Como pocas veces, la votación hizo coincidir a los demócratas y los republicanos, y contó con 96 adhesiones y ningún rechazo. Previamente, luego de varios días de discusiones, se había llegado a un acuerdo previo para aprobarlo de manera express. Cuatro senadores, en tanto, no se hicieron presentes en la sesión, ya que pertenecen a los grupos de riesgo y se les recomienda permanecer en sus casas.

El último punto de discordia entre oficialistas y opositores se dio cuando un grupo de legisladores republicanos intentó imponer una enmienda que rechazaba el pago a los desempleados, ya que argumentaban que incentiva el no ir a trabajar. No obstante, la misma fue retirada y pudo darse media sanción al paquete de ayuda. El proyecto dispone de un pago de 600 dólares a aquellos que se vean imposibilitados de ir a trabajar por el cierre de su negocio.

Los detalles del paquete de ayuda

El plan de Trump es el más importante de la historia de Estados Unidos, y busca hacer frente a la crisis que ha provocado récords negativos en Wall Street. Se prevén destinar 500.000 millones de dólares para las industrias más afectadas por el llamado “Coronacrash”. Además, dispone del pago de 350.000 millones de dólares para préstamos en pequeñas empresas y 250.000 millones de dólares para el mencionado subsidio a desempleados. Sumado a ello, U$S 75.000 millones irán para los hospitales.

El coronavirus, mientras tanto, avanza a paso firme en Estados Unidos. Más de 60.000 personas fueron infectadas por el COVID-19, el 60 % en el Estado de Nueva York. Además, casi 1.000 de ellos han fallecido.

Compartir en: