Washington D.C. inició la cuarentena obligatoria

La medida se extenderá hasta el próximo 24 de abril, informó la alcaldesa, Muriel Bowser.

WASHINGTON (Estados Unidos).- La alcaldesa de la ciudad de Washington, Muriel Bowser, decretó la cuarentena obligatoria para mitigar la propagación del peligroso coronavirus. La medida inició este miércoles 25 de marzo y se prolongará hasta el 24 de abril. La capital estadounidense ya reporta tres personas fallecidas y más de 230 casos positivos.

La medida, como en otras entidades, exceptúa a los trabajadores de servicios esenciales. También a aquellos ciudadanos que requieran salir de sus viviendas para realizar compras básicas o acudir a la atención médica. Los restaurantes podrán permanecer abiertos para ofrecer servicios a domicilio. La funcionaria además reiteró la asistencia financiera a las pequeñas empresas que puedan cubrir sus nóminas e inventarios.

Bowser también autorizó la utilización de al menos 15 millones de dólares del Fondo de Reserva de Efectivo para Contingencias del Distrito. La suma servirá para la compra de ventiladores, equipos de protección personal, suministros para pruebas e insumos médicos, agregó a la prensa local. No dudó en reiterar las recomendaciones que forman parte de la campaña para evitar contagios entre estas el lavado de manos, especialmente tras permanecer en un sitio público.

El presidente estadounidense, Donald Trump, no dudó este miércoles en calificar la crisis como una “batalla mundial”. También instó a cada ciudadano a asumir su rol para ayudar a detener la pandemia. En un tono más cauteloso con el coronavirus, cuya gravedad ha desestimado, pidió a la población comprometerse con el aislamiento social. Esto, según aseguró, permitirá “salvar más vidas” y volver lo antes posible a la normalidad.

Mapa del virus

Las víctimas fatales por coronavirus en Estados Unidos se acerca a los 1.000, según el mapa que sigue su avance en tiempo real. Los números se han multiplicado de forma exponencial por lo que la Organización Mundial de la Salud considera el país podría convertirse en el nuevo epicentro del virus. Nueva York concentra la mitad de los casos detectados mientras que los fallecidos llegaron a 300. En total se han confirmado más de 65.200 contagiados en Estados Unidos.

Compartir en: