"El pico de la pandemia se acerca", advierte Cuomo

El distrito estadounidense sumó 630 muertos en 24 horas, y el gobernador calificó de "casi inmanejable" la situación.

NUEVA YORK (Estados Unidos)-. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, describió la situación que padece el Estado que dirige respecto a la pandemia de coronavirus. El demócrata indicó que “el pico está cerca”, y aseguró que el mismo podría suceder “en un plazo de siete días”. Este 3 de abril, el Estado neoyorkino sufrió 630 nuevos muertos, y totaliza ya 3.565.

“Solo un mes desde el primer caso”

Han pasado sólo treinta días desde el primer caso, pero parece que hubiera sido toda una vida”, sinceró el gobernador. Al respecto, reconoció que “me gustaría que esto acabara”, pero auguró días complejos por el avance de la enfermedad. “Nuestro sistema de salud padecerá su mayor reto durante la semana entrante”, dijo, en relación al incesante incremento de personas infectadas con COVID-19.

“Nos estamos acercando al pico”, señaló Cuomo respecto a la pandemia. “Dependiendo la proyección que sigamos, este puede ocurrir entre los próximos 4 a 7 jornadas”, enfatizó, aunque mencionó que “algunos lo estiran hasta dos semanas”. “Nuestro análisis es que el mismo se dará dentro de estos 7 días”, precisó luego.

“Esto es inmanejable”, destacó Cuomo

“Esto es casi inmanejable”, reconoció el demócrata. Junto a su presentación, se confirmó que el Estado de Nueva York, epicentro del coronavirus en Estados Unidos, suma ya 113.704 casos confirmados. De ellos, cerca del 10 por ciento ya ha sido dado de alta, pero la preocupación es que aumente el cuadro de gravedad de muchos de los infectados y colapse el sistema sanitario.

Previamente, Cuomo había sostenido que la pandemia “es un desastre nacional”. Por ello, pidió que el gobierno federal despliegue recursos en los Estados más afectados, y que los gobernadores de los distritos con menos casos cedan los respiradores para los que padecen con mayor gravedad el COVID-19. “No voy a dejar que la gente muera”, expresó el dirigente demócrata, cuyo hermano está infectado con el coronavirus.

Compartir en: