Sanders se retira y Biden será el candidato demócrata

"Termina la campaña pero la lucha por la justicia continúa", expresó el senador, quien por segunda vez consecutiva no pudo llegar a la nominación.

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. La pandemia de coronavirus terminó de aclarar el panorama electoral en Estados Unidos. Luego de varias jornadas de presiones desde distintos sectores, el senador Bernie Sanders anunció que se retira de la carrera hacia la Casa Blanca. De esta manera, quedó confirmado que el exvicepresidente Joe Biden será el candidato del Partido Demócrata en los comicios presidenciales.

Termina la campaña, pero la lucha por la justicia continúa“, expresó Sanders en un video difundido en sus redes sociales. El senador sostuvo que “nuestro movimiento ha ganado la lucha ideológica”, e instó a sus seguidores a “quedarse en la pelea y avanzar juntos”. “Tengo mucha esperanza en el futuro”, aseguró.

Sanders cosechaba 914 delegados, conseguidos principalmente en el comienzo de las primarias. El mes de marzo había sido letal para el senador, ya que Biden acumuló varios triunfos consecutivos, muchos de ellos claves. El nominado “socialista” nunca pudo revertir el efecto de las tempranas retiradas de Pete Buttigieg y Elizabeth Warren, que fortalecieron la candidatura de su mayor rival.

Es la segunda vez consecutiva que Sanders debe retirarse antes de la convención demócrata. En 2016, había mantenido su candidatura hasta que Hillary Clinton obtuvo una diferencia irremontable. Pese al fuerte apoyo en el sector juvenil, el veterano dirigente no logró reunir adhesiones en los sectores más moderados del partido, así como en los Estados más conservadores.

Biden, el rival de Trump en noviembre

De esta manera, el exvicepresidente Biden será el rival de Donald Trump en las elecciones de noviembre. Pese a que le falta reunir los delegados que formalmente precisa para ser ungido como el candidato, el demócrata podrá comenzar a dirigir su campaña hacia el republicano y no tendrá que dedicar tiempo en sus rivales internos. Respecto a ello, el mandatario tenía una ventaja: hace tiempo que Biden es el “destinatario preferido” de sus tuits y discursos.

Compartir en: