El desempleo en EE.UU. sigue creciendo: 5,2 millones de nuevas solicitudes

Desde que comenzó la crisis por el coronavirus, 22 millones de personas perdieron sus puestos de trabajo en Estados Unidos.

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. Pasado más de un mes de que se desatara la pandemia de coronavirus, no cesa el aumento del desempleo en la principal potencia del mundo. Más 5,2 millones de personas perdieron sus puestos de trabajo en la última semana en Estados Unidos y pidieron el subsidio para los desempleados. Si bien son menos que en el registro anterior, totalizan 22 millones desde mediados de marzo.

La crisis no tiene ningún precedente en la historia estadounidense, al menos del que se tenga registro. Por caso, antes de esta pandemia, el récord semanal había sido de 600.000 peticiones, cerca de la novena parte de esta demanda, que ni siquiera fue la más alta. La última actualización de la tasa de desempleo había cerrado en 4,4 %, lo que implicaba un 0,9 de aumento, pero se estima que el porcentaje será más grande en abril.

En los últimos siete días, 5.245.000 personas pidieron su subsidio de desempleo en Estados Unidos. El número representó más de un millón de peticiones menos que en la anterior semana, pero sigue manteniéndose elevado. Como comparación, en la misma semana del calendario en 2019, los pedidos no habían superado los 203.000.

22 millones de solicitudes de desempleo en un mes

En la primera semana luego de que algunos Estados comenzaran a declarar cuarentenas en sus territorios, se registraron 3 millones de solicitudes. La cifra creció radicalmente siete días después, cuando alcanzó los 10 millones. Si se suma a ellos los 6,6 millones de la anteúltima actualización y 5,2 de esta, se superan las 22 millones de peticiones. El número equivale al 6,5 % del total de la población estadounidense.

Si bien la crisis hizo mella en todos los sectores debido a la parálisis en la actividad, los rubros más afectados fueron la hostelería, la gastronomía, el comercio, la construcción y la minería. El gran debate ahora en Estados Unidos es cuándo reabrirá la economía.

Compartir en: