Rubio y otros senadores piden formar una comisión para investigar a China y la OMS

El republicano pidió al presidente Donald Trump "una investigación abierta y transparente".

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. El accionar de China ante el coronavirus genera cada vez más dudas, y ya adquirió tenor político en Estados Unidos. Un grupo de senadores republicanos, liderados por Marco Rubio, pidió conformar una comisión para investigar el comportamiento de ese país. El petitorio, además, sumó a la gestión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la pandemia.

En total, son 8 los senadores firmantes de la misiva dirigida hacia Trump. Además de Rubio, de Florida, lo hicieron Marsha Blackburn, de Tennessee, Thom Tillis de Carolina del Norte, John Cornyn de Texas, Roger Wicker de Mississippi, Ted Cruz de Texas, Dan Sullivan de Arkansas, y Mike Lee de Utah. En la solicitud, exhortaron a la Casa Blanca a nombrar a un funcionario a cargo de la comisión.

“Debe haber una investigación abierta y transparente”, pidieron los congresistas. “Es nuestra tarea enfrentar el desafío creciente que representa el Partido Comunista de China“, indicaron, y acusaron a Beijing de “corromper organizaciones internacionales”. Desde el comienzo del brote, afirmaron, el gobierno chino buscó “cubrir y desviar la atención”.

La postura de la Casa Blanca y el aval de otros gobiernos

La Casa Blanca ha expresado públicamente sus dudas respecto al rol de China en la pandemia. El presidente Donald Trump sostuvo que “se investigará” si el coronavirus fue creado en un laboratorio en Wuhan, como expresa una teoría al respecto. Asimismo, también acusó a la OMS de tener una política “muy cercana” al país asiático, y por ello suspendió la financiación que le correspondía a Estados Unidos.

Los cuestionamientos de Washington fueron validados, con un tono menor, por los gobiernos de Francia y Gran Bretaña. El presidente Emmanuel Macron dijo que “hay cosas que no sabemos” sobre el accionar de China. Asimismo, el canciller Dominc Raab indicó que la OMS “deberá responder muchas preguntas”. Este 17 de abril, en tanto, la ciudad de Wuhan reconoció 1.290 muertes por COVID-19 que no estaban contabilizadas. Así, el balance para todo el país se elevó a 4.632.

Compartir en: