La Casa Blanca ya reconoce que la crisis económica será la peor desde 1930

Uno de los máximos asesores de Trump anticipó que la tasa de desempleo podría escalar al 16 %

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. Por primera vez, el gobierno de Estados Unidos reconoció que la crisis económica derivada de la pandemia será la más profunda desde la Gran Depresión. Este pronóstico había sido esbozado cada vez con más fuerza por los expertos. La caída en los principales indicadores financieros tuvo récords negativos que no se lograban desde la década de 1930.

En una entrevista televisiva, el asesor Kevin Hassett sostuvo que el Producto Interno Bruto de Estados Unidos tendrá entre abril y junio la mayor contracción de los últimos 90 años. Para el economista, este indicador caerá entre un 20 y 30 por ciento en el segundo trimestre. En los próximos días, se conocerá la cifra del primer período de 2020, que ya se presume negativo.

Hassett adelantó, además, que la tasa de desempleo podría elevarse hasta el 16 o 17 por ciento en abril. El último índice, que registró el mes de marzo, había acabado en un 4,4 %. Sin embargo, en los 35 días que lleva la economía de la principal potencia del mundo casi sin actividad por la pandemia, hubo más de 22 millones de personas con sus trabajos cesanteados o suspendidos.

Este augurio ya había sido adelantado por los principales analistas del país norteamericano. Incluso el Fondo Monetario Internacional dijo que prevé para este año la mayor contracción de la economía global desde ese entonces. Sin embargo, Hassett sostuvo que, de acuerdo a las presunciones de la propia Casa Blanca, a partir de julio los indicadores podrían comenzar a ser positivos.

La ayuda de Trump ante la crisis económica

Con este contexto, el gobierno de Donald Trump dispuso del paquete de ayuda más importante de la historia. En la tercera etapa del mismo, la administración ordenó que 483.000 millones de dólares sean utilizados para evitar que la crisis se profundice aún más. Las otras dos instancias no alcanzaron para calmar a los mercados.

Compartir en: