Donald Trump admite que algunos estados están reabriendo "un poco temprano"

La recuperación del país está ocurriendo más rápido de lo previsto, aseguró el mandatario estadounidense.

WASHINGTON, (Estados Unidos).- El mandatario Donald Trump se refirió a la decisión de algunos estados, sobre todo en el sur, de reiniciar las actividades comerciales, en medio de las estadísticas que revelan que de las más de 200.000 víctimas fatales en el mundo, cerca de 60.000 personas se reportan en el país. Mientras, los contagios se acercan al millón.

El jefe de la Casa Blanca opinó que algunas entidades están reabriendo “un poco temprano”. También consideró que otras han tardado en reabrir. Sin embargo, el mandatario ha mostrado su disposición al pronto reinicio de las actividades también educativas, dejando entrever que “pronto” podrían verse abiertas las escuelas. El estado de Nueva York, el más afectado por la pandemia, ha descartado esta idea al menos hasta se finalice la fase dos del plan de reapertura.

Los muertos por coronavirus a nivel global ya son cerca de 210.000. Estados Unidos es el país con más cantidad de decesos, principalmente en el área metropolitana de Nueva York. El gobernador Andrew Cuomo informó en las últimas 24 horas se han reportado 337 muertes en la entidad. Esto, prosiguió, demostraría el declive de la pandemia, mientras que las hospitalizaciones se mantienen en cifras estables.

El mandatario Donald Trump no descartó que los hospitales provisionales instalados por la emergencia permanezcan abiertos hasta el próximo otoño. Esto ante la posibilidad de que los casos de coronavirus vuelvan a aumentar para esta temporada. La médica, Deborah Birx, parte del equipo de expertos de la Casa Blanca, instó asimismo a mantener las pautas de distanciamiento social incluso durante el verano.

Por su parte, el presidente estadounidense abordó el plan de testeo masivo, así como un programa para coordinar con los estados la capacidad de las pruebas de detección. En el país se han realizado más de 5,5 millones de tests. Nueva York ha coordinado con el gobierno federal un plan para duplicar la capacidad hasta 40 millones de pruebas diarias, según informó el gobernador Cuomo.

Compartir en: