Donald Trump apunta de nuevo contra Obama: "Tuvimos pruebas que estaban obsoletas"

El mandatario estadounidense defendió su gestión y calificó de "espectacular" el trabajo de la Casa Blanca.

WASHINGTON, (Estados Unidos)- Donald Trump volvió a apuntar contra la administración de Barack Obama. Tal como en días anteriores, denunció la herencia de pruebas rotas, otras obsoletas, lo que, en su opinión, le permite calificar de “horrible”, la gestión del exmandatario demócrata. La acusación también salpicó al candidato y exvicepresidente, Joe Biden.

Tuvimos pruebas que estaban obsoletas. No se ocuparon de las personas. Pero esto es lo más importante: si se echa un vistazo a la gripe porcina H1N1, o como Joe Biden diría, N1H1 aunque está mal, ni siquiera sabía el nombre. La administración de Obama fue un desastre”. Así lo recalcó al ser consultado sobre las críticas de los representantes demócratas a la gestión de la pandemia.

Más adelante, destacó que Estados Unidos ha realizado un esfuerzo “mucho mejor que cualquier otro país del mundo”. Luego se refirió a la cifra de tests realizados que ya superó los seis millones, la mayoría de estos en el área metropolitana de Nueva York. El gobierno federal ha puesto énfasis en el plan de pruebas masivas en una primera etapa para reabrir la economía del país.

El virus en cifras

Las estimaciones en las cifras de muertes por coronavirus también fueron abordadas por el mandatario este jueves 30 de abril. Tras solo 10 días después de calcular que solo serían 60.000 las personas fallecidas, número ya superado, Donald Trump argumentó. “Uno es demasiado, siempre lo digo. Pero hubiéramos tenido millones de muertes. En lugar de eso, estamos en 60.000, 40.000 menos de la estimación más baja”.

Varias zonas del país comenzarán a abrir sus economías desde este 1 mayo: Alabama, Idaho, Dakota del Norte, Texas y Wyoming. Georgia lo hizo desde el pasado 24 de abril en medio de la controversia tras haber autorizado a los comercios de estética como salones de belleza, peluquerías, también spa. Nueva York hará lo propio desde el 15 de mayo, en el sector manufacturero y de construcción.

Compartir en: