Trump promete nueva información sobre origen del virus

El mandatario insistió en culpar a China, pese a ser desmentido por la CIA, la OMS y el país asiático.

WASHINGTON, (Estados Unidos).- El presidente Donald Trump prometió nueva información sobre el origen del coronavirus. “Daremos precisiones de manera muy definitiva en un tiempo”. afirmó el mandatario estadounidense, poco después de asegurar que ha tenido acceso a evidencias de la creación del virus en China.

Tanto el jefe de la Casa Blanca como su secretario de Estado, Mike Pompeo, señalan al Laboratorio de Virología de Wuhan, del país asiático, como el lugar donde todo inició. Para Pompeo, “existen grandes evidencias”, aunque no mostró ni detalló ninguna prueba en que sustente sus polémicas declaraciones.

La oficina del director de la Inteligencia Nacional estadounidense, Richard Grenell, ha desestimado que la creación del virus en un laboratorio. También la idea de que haya sido modificado genéticamente. Sus declaraciones coinciden con las supuestas presiones ejercidas por el gobierno federal sobre los funcionarios de espionaje. Esto para acelerar el hallazgo de las evidencias que tanto insiste haber visto.

“La comunidad de inteligencia continuará examinando rigurosamente la información para determinar si el brote comenzó a través del contacto con animales infectados o si fue el resultado de un accidente en un laboratorio de Wuhan”. Así lo expresó la oficina de inteligencia estadounidense sobre el centro de bioseguridad en China. Este laboratorio se creó en 1950 y maneja los patógenos más peligrosos, para los cuales hay pocas vacunas o tratamientos.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se sumó a las voces contrapuestas a Donald Trump. Sus voceros consideraron especulativas las declaraciones de Washington. Incluso aseguraron tener pruebas del origen animal del virus, en más de 15.000 secuencias genéticas. La jefa de Enfermedades Emergentes, María van Kerkhove, volvió a relacionar el covid-19 con los murciélagos. En esta fase, insistió, solo resta conocer cuál fue el animal que actuó como transmisor entre los humanos.

Compartir en: