"Obamagate": Donald Trump redobla la apuesta contra su predecesor

Se profundiza el inédito enfrentamiento entre los últimos presidentes de Estados Unidos.

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. Mientras lucha por controlar la trágica pandemia de coronavirus, Estados Unidos vive desde el pasado fin de semana un inédito cruce político. El presidente Donald Trump y su predecesor, Barack Obama, se propiciaron durísimas críticas, y sacudieron el clima electoral. Tras el ataque inicial, el republicano dobló la apuesta y comenzó a hablar de “Obamagate”, acusando al demócrata de “poco transparente”.

Las declaraciones de Obama, que tuvieron los mayores cuestionamientos del expresidente a la administración Trump hasta ahora manifestados, no pasaron desapercibidos para el jefe de Estado. El 44º mandatario estadounidense fue el blanco casi exclusivo de sus decenas de tuits y retuits de este fin de semana. En los mismos, el magnate validó acusaciones de corrupción y recordó la cercanía de la pasada gestión con Cuba.

Trump englobó las referencias a su predecesor bajo la categoría “Obamagate”. La frase se transformó rápidamente en tendencia en las redes sociales, y los adherentes al mandatario compartieron millones de tuits contra la figura del demócrata. El republicano nunca aclaró cuál es su acusación sobre Obama, pero señaló que pronto será “un nuevo Watergate”.

Your browser does not support the video tag.https://elintranews.com/wp-content/uploads/2020/05/twitter-74.mp4

“Lo atraparon”, señaló en varios tuits el actual mandatario. Las principales cuestionamientos pasaron por considerar que Obama “rompió una tradición” al cuestionar a su sucesor. Desde hace varias jornadas, Trump venía recordando en su red social favorita el retiro de cargos contra Michael Flynn. Desde las expresiones del nacido en Hawaii, el jefe de Estado vinculó al Partido Demócrata con esa denuncia.

Las principales críticas contra Obama

Las críticas de los seguidores de Trump a Obama, validadas por el mandatario con retuits, se asemejaron a las que el inquilino de la Casa Blanca expresaba durante la campaña de 2016. Allí, acusaban al demócrata de poco patriota, recordaban su encuentro con Raúl Castro y ponían en duda que fuera estadounidense. Por ahora, quien fuera presidente del país norteamericano entre 2009 y 2017 no volvió a responderle a su sucesor.

Compartir en: