EE.UU. suma 1.900 muertes por coronavirus

La cifra duplica los decesos reportados en la jornada anterior, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

WASHINGTON, (Estados Unidos).- El coronavirus volvió a dejar un récord en la cifra fatal en Estados Unidos, epicentro de la pandemia con más de 82.000 fallecidos. En un día, se reportaron 1.900 decesos, de acuerdo con las cifras actualizadas en tiempo real por la Universidad Johns Hopkins. El número es considerablemente mayor respecto a la jornada anterior cuando se registraron 836 muertes.

Nueva York, donde se centran la mayoría de los casos, reportó 165 decesos en un día, mientras que la tasa de hospitalizaciones continúa bajando, aseguró el gobernador Andrew Cuomo. El funcionario se enfoca asimismo en la reapertura del estado, planteada luego del 15 de mayo. El estado ha sido dividido en zonas según nivel de riesgo de la pandemia, que contarán con un líder local que seguirá la evolución de las cifras.

Las estadísticas de la Universidad Johns Hopkins también muestran el número de personas que han superado la enfermedad: 250.000. El número es considerado bajo respecto al total de infectados, aunque muchos de los casos no ha sido registrados por las autoridades locales. En Nueva York se calcula que 20 % de la población ha desarrollado anticuerpos, muchos sin saber que padecían la enfermedad.

Estados Unidos es también el país con casos confirmados: 1,3 millones. La mayoría de estos se registran en Nueva York, Nueva Jersey y Massachusetts. También están afectadas las entidades Illinois, Connecticut, California y , Pensilvania. El gobierno federal insiste en que el número de infectados se elevará en la medida en que se masifican los test de coronavirus, de los cuales ya se han realizado más de nueve millones en todo el país.

El presidente Donald Trump ha dicho que con la reapertura del país se esperan más muertes. Sin embargo, pese a las críticas, insistió en que la economía no podrá mantenerse cerrada para siempre. Su asesor médico, Anthony Fauci, ha opinado sobe los riesgos que conllevaría reabrir todo el país. “Existe un peligro real de que se desencadene un brote que quizás no se pueda controlar”, dijo.

Compartir en: