La asombrosa cantidad de mexicanos muertos por coronavirus en Estados Unidos

Los mexicanos fallecidos en Estados Unidos son casi una quinta parte del total de muertos en México, 5.332, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

WASHINGTON (Estados Unidos)-. Estados Unidos sigue elevando su registros de decesos por coronavirus, y ya alcanzan los 90.694. El pasado 11 de mayo, el gobierno de Donald Trump anunció que 827 mexicanos han fallecido, víctimas del Covid-19 en suelo norteamericano. Se espera que la cifra próximamente logre superar los 900 muertos.

Organizaciones de derechos humanos han alertado reiteradamente de la vulnerabilidad y mayor exposición de los migrantes en el país. Especialmente, al respecto de los indocumentados, que son buena parte de los decesos confirmados. Los mexicanos fallecidos en Estados Unidos son casi una quinta parte del total de muertos en México, 5.332, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El subsecretario de salud mexicano, Hugo López-Gatell, presentó el pasado viernes 15 de mayo el desglose que realizó la cancillería sobre los mexicanos en el exterior que han dado positivo por coronavirus o que han fallecido por la enfermedad. Previamente, el canciller Marcelo Ebrard había adelantado que el 95% de los fallecimientos por COVID-19 de mexicanos en el exterior tuvieron lugar en Estados Unidos.

Los mexicanos fallecidos fuera de EE.UU.

Fuera del país norteamericano, se han registrado cuatro mexicanos fallecidos por coronavirus: dos en Perú, uno en Colombia y otro en Francia. En la zona metropolitana de Nueva York es donde fallecieron más mexicanos, unos 594 en total. Mientras que a esa entidad la sigue California con 74, y luego Illinois con 43 fallecidos.

“En Estados Unidos y en prácticamente todos los países, no se sigue la misma lógica para el registro de casos que para el registro de muertes. Y no es infrecuente que sea de mejor capacidad el registro de muertes y de casos graves que el de casos leves. Es lo que hemos venido diciendo para las estadísticas en México. No es infrecuente que sea más robusta la estadística de mortalidad, dado que se requiere una certificación y un trámite, que el registro de casos”, explicó el doctor López-Gatell.

Compartir en: