La OMS discrepa con Trump sobre el uso de la hidroxicloroquina

Las declaraciones suceden luego de que el mandatario estadounidense admitió consumir el fármaco de forma preventiva.

WASHIGTON, (Estados Unidos).- El presidente estadounidense, Donald Trump, reavivó la polémica sobre el uso del fármaco antimalárico hidroxicloroquina. El mandatario había admitido estar consumiendo el medicamento desde hace semanas de manera preventiva contra el coronavirus. Sus palabras generaron reacciones dentro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lanzó una contundente advertencia.

El director ejecutivo para Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, reiteró que esta droga solo debe usarse para ensayos clínicos. Asimismo, recordó que su efectividad sobre el virus no ha sido comprobada científicamente. También argumentó sobre los posibles efectos del medicamento, algunos fatales. En pasadas investigaciones incluso se reportaron personas fallecidas o con graves afecciones cardíacas que ameritaron la suspensión de los ensayos.

Los dos más recientes estudios sobre el fármaco dejan más dudas que respuestas. El más reciente, realizado por científicos asiáticos, reveló que la hidroxicloroquina no logró revertir el virus ni en los casos leves ni en aquellos con la enfermedad moderada. En algunos pacientes se manifestaron problemas cardíacos.

Las declaraciones de Trump han generado polémica. La congresista y líder de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, criticó el uso de la hidroxicloroquina por parte del mandatario. En tono irónico consideró peligroso que consuma el medicamento. La demócrata lo consideró un “obeso mórbido”, palabras que Trump repudió luego de señalarla por supuestos problemas mentales. Poco después, Pelosi aseguró que sus dichos fueron un poco de la “propia medicina” del mandatario.

Bolsonaro también recomienda la hidroxicloroquina

El mandatario estadounidense no es el único que promociona el consumo de la medicina. Desde Brasil, el epicentro de la pandemia en Latinoamérica, el político Jair Bolsonaro anunció un nuevo protocolo sobre el polémico fármaco. El Ministerio de Salud, ahora con el militar Eduardo Pazuello al frente, autorizó el uso de la droga en pacientes con coronavirus en estado critico.

Compartir en: