George Floyd y Anonymous 2020, los desafíos de Donald Trump para poder permanecer en la Casa Blanca

Estados Unidos vive horas tumultuosas, con inéditas protestas que llegaron hasta los jardines de la Casa Blanca.

WASHINGTON D.C. (Estados Unidos)-. Desde hace una semana, Estados Unidos vive episodios inéditos de violencia y clima de insurrección en las calles de las principales ciudades. El brutal asesinato de George Floyd derivó en multitudinarias protestas, que llegaron hasta los jardines de la Casa Blanca. A eso se sumaron las revelaciones de Anonymous 2020, que ponen en jaque la intención de Donald Trump de conseguir la reelección.

Hasta hace pocos días, el principal escollo que atravesaba el gobierno estadounidense era la pandemia, que golpeó con fuerza al país. Más de un millón y medio de estadounidenses resultaron infectados, al tiempo que los fallecimientos por coronavirus superaron ya los 100.000. El lockdown dispuesto en gran parte de Estados Unidos para hacer frente al COVID-19 derivó en una crisis económica, que ya se hace sentir.

Ese episodio generó que más de 30 millones de personas perdieran el empleo, acabando con el registro récord que Trump había celebrado a comienzos de año. Pero ahora, el mandatario está en el centro de las críticas por otros episodios más recientes. El crimen de George Floyd en Minneapolis generó una ola de repudio. Si bien el republicano condenó rápidamente el hecho y prometió justicia, las manifestaciones dominaron las calles.

Trump consideró que las protestas no tenían que ver con el reclamo original, sino que eran ejercidas por “matones”. Incluso, amenazó con reprimir a los manifestantes, y prometió designar a las organizaciones anti fascistas como “terroristas”. La reacción del presidente generó la ira de estos grupos, que llegaron a ingresar a los jardines de la Casa Blanca en la noche del 31 de mayo.

A esta situación se sumaron los documentos difundidos por “Anonymous 2020”. A través de Twitter, la organización recordó los vínculos del jefe de Estado con Jeffrey Epstein, acusado de encabezar una red de explotación sexual. “Hiciste matarlo para encubrir sus crímenes”, indicó el polémico grupo de hackers. Casi como un símbolo, la jornada acabó con las luces de la Casa Blanca apagadas, mientras Trump era refugiado al bunker secreto de la sede presidencial.

Compartir en: