"Todo es un reality show para él": Andrew Cuomo vuelve a confrontar a Donald Trump

La máxima autoridad de Nueva York cuestionó al mandatario por los disturbios frente a la Casa Blanca.

NUEVA YORK, (Estados Unidos).- El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, reaccionó tras las violentas protestas a la afueras de la Casa Blanca. El conflicto se vivió cuando fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos a los manifestantes, y así despejar el camino hasta la capilla St. Johns donde el mandatario Donald Trump se realizó una sesión fotográfica.

Poco después de la trifulca, el gobernador neoyorquino se expresó en sus redes sociales. “Usó el Ejército contra una protesta pacífica para poder hacer unas fotos en una iglesia. Todo es solo un reality show para este presidente. Vergonzoso“, cuestionó duramente. Cuomo, poco antes, había expresado su respaldo a las protestas y dijo “compartir la indignación”, aunque apeló a la inteligencia de los ciudadanos para lograr vencer la intolerancia y la discriminación.

El presidente Donald Trump anunció este lunes 1 de junio el toque de queda con el que prometió erradicar la violencia promovida, según dijo, por grupos radicales. “Estados Unidos necesita seguridad, no precisa anarquía”, afirmó. Asimismo, indicó que en aquellos estados y ciudades donde se tomen acciones de seguridad se desplegará el Ejército, en una amenaza que ha comenzado a generar críticas.

Andrew Cuomo indicó que el toque de queda comenzará a las 11:00 pm. hasta las 5.00 a.m. El funcionario abogó por quienes han salido a protestar de manera pacífica y alentó a hacerlo de manera cuidadosa. “Hemos visto protestas pacíficas en busca de un cambio positivo, muy esperado. Vimos a policías arrodillarse, a manifestantes intentar detener los saqueos y la violencia. Muéstralo también en televisión”, dijo en un polémico mensaje a la administración.

Furia ciudadana

En las redes sociales circularon videos sobre las protestas del fin de semana en todo el país. En Nueva York cientos de personas se congregaron en Times Square. La actividad inició de manera pacífica pero se reportaron enfrentamientos con daños a los vehículos policiales, funcionarios heridos, edificios vandalizados y más de 300 personas detenidas, 100 de ellas en la zona de Flatbush, en el sur de Blooklyn, donde los policías lanzaron gas pimienta.

Compartir en: