Corte Suprema anuncia histórico fallo sobre una ley contra el aborto

La Casa Blanca no tardó en reaccionar tras la polémica decisión.

WASHINGTON, (Estados Unidos).- Con 5 votos a favor y 4 en contra, la Corte Suprema estadounidense emitió un histórico fallo en el que revoca una ley de Louisiana que regula a las clínicas de aborto. Esta vez, el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, se unió a los liberales en una decisión considerada la más importante sobre este aspecto.

De acuerdo con el fallo conocido este 29 de junio, la ley que exige que los médicos que realizan abortos admitan privilegios en hospitales cercanos viola el derecho a este procedimiento que el tribunal anunció por primera vez en 1973. La medida había requerido que los especialistas que realizan abortos tengan una afiliación formal a veces difícil de obtener llamada “privilegios de admisión” en un hospital a cerca de 50 kilómetros de la clínica.

“El resultado en este caso está controlado por nuestra decisión de hace cuatro años de invalidar una ley de Texas casi idéntica “, escribió Roberts. En disidencia, el juez Clarence Thomas expresó: “Hoy, la mayoría de la Corte perpetúa su jurisprudencia sobre el aborto infundada al imponer una ley estatal perfectamente legítima y hacerlo sin jurisdicción”, según reseñó la prensa local.

“Destripar una ley”

Se trata del primer gran caso sobre aborto de la era Trump, después de que el mandatario republicano había logrado instalar dos conservadores en la Corte Suprema. La Casa Blanca comparó la decisión con “destripar” una ley de aborto de Louisiana, aunque evitó comentarios más polémicos como en otras decisiones recientes, cuando el presidente Trump calificó el fallo a favor del programa DACA como “disparos de escopeta en la cara”.

“Los estados tienen intereses legítimos en regular cualquier procedimiento médico, incluidos los abortos, para proteger la seguridad del paciente. En lugar de valorar los principios democráticos fundamentales, los jueces no elegidos imponen sus propias preferencias políticas a favor del aborto para anular las normas legítimas de seguridad”. Así se expresó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

Compartir en: